Morrisons Cove Herald - Putting cows on the front page since 1885.

Lo Que Entiendo Hasta Ahora

 
Series: Coronavirus | Story 134

April 16, 2020



Por Allan J. Bassler

Editor

Aquí está lo que entiendo hasta ahora sobre el coronavirus y COVID-19:

COVID-19 dura más que la gripe estacional

Si uno contrae el coronavirus, su enfermedad generalmente dura más que la de la gripe estacional. Entiendo que dura más o menos dos semanas, comparado con tres a cinco días para la gripe.

Nótese que este virus que nos preocupa tanto en este momento se llama “novel coronavirus,” en que “novel” significa “nuevo.” La enfermedad que este virus causa se llama COVID-19, que es una abreviatura de “COrona VIrus Disease (enfermedad)”, en que “19” representa el año en que se descubrió, 2019.

Es necesario que planeemos cuidadosamente el reabrir de las empresas

Es muy importante que el proceso de reabrir las empresas se realice despacio, y que el proceso siga un plan inteligente.

Si lo hacemos incorrectamente, es posible que el virus se propagaría de nuevo, y que desharía todo el progreso que hemos hecho en contener su propagación a través de cerrar las empresas y practicar la distancia social.

Abrir las empresas demasiado rápidamente sería un error grave, porque básicamente borraría todo lo que hemos hecho hasta ahora. El virus podría propagar rápidamente, y nos volveríamos a cero en nuestros esfuerzos para contenerlo.

El próximo paso: rastrear los contactos de las personas enfermas con el virus, y cuarentena

El próximo paso en contener la propagación del virus es que, como aliviamos el cierre de emergencia, empezamos una fase nueva de monitorización y control.

Esta fase nueva se llama “contact tracing,” o sea, rastrear todos los contactos de las personas que tienen el virus. Cualquier persona que obtenga un resultado positivo para el coronavirus tendría que quedarse en cuarentena, por lo menos por dos semanas. También los oficiales de la salud pública encontraríamos cualquier persona que estuviera en contacto físico (o que estuviera en el mismo espacio físico, dentro de seis pies de distancia) con la persona infectada en las dos semanas anteriores. Estas personas también tendrían que quedarse en cuarentena para dos semanas.

Este proceso no es nuevo, sino es un proceso común en manejar una pandemia. Es la manera en que se maneja una pandemia si la reacción publica es bastante rápida para prevenir que se propague el virus rápidamente dentro de la sociedad.

Pero, en muchísimos países incluso los EE. UU., no reaccionamos bastante rápido para limitar la propagación rápida del coronavirus. El virus se estableció rápido, y tuvimos que parar mucho de nuestro contacto con otras personas para contenerlo. Si hubiéramos reaccionado más rápido como una sociedad, hubiéramos podido evitar toda esta distancia social y proceder a esta fase de rastrear los contactos e imponer la cuarentena.

Pruebas extendidas serán necesarios para contener el virus

Una condición esencial de terminar el cierre de emergencia es subir el acceso a las pruebas para el virus. En este momento, no hay bastante pruebas para que entiendan los médicos y los oficiales dónde está localizado el virus, y dónde podría propagar rápidamente. Esto tiene sentido – hay que saber dónde está el “enemigo” para planear una estrategia para contenerlo.

Las pruebas deben estar disponibles en muchos lugares, y deben estar rápidas, para ser lo más efectivas. Idealmente, uno podría ir a una ventanilla de autoservicio (como el “drive-through” de un restaurante de comida para llevar). Se podrían tomar una muestra, sin que salga de su coche. El contacto entre usted y el médico o enfermera que haría la prueba sería breve y mínima.

Después se enviarían los resultados a la persona, a su médico y a las agencias de salud público dentro de unas horas, o dentro de unos días a más tardar. Pruebas tan rápidas, si fueran efectivas, darían los oficiales de salud público mucha más información sobre dónde hay casos anteriormente no detectados del virus, y dónde el virus podría aparecer en los días o en las semanas que vienen. Esta información ayudará a los oficiales hacer decisiones mejores sobre cuándo podrían reducir las restricciones sociales sin riesgo.

El problema de la inmunidad

Sin una vacuna, hay un problema con ganar la inmunidad del coronavirus. Normalmente, nos hacemos inmunes a una enfermedad por contraerlo y recuperarse, o por recibir una vacuna.

Una vacuna enseña nuestros cuerpos como combatir una enfermedad, sin contraer la enfermedad de verdad. Aunque los dos son maneras efectivas de conseguir inmunidad, la mayoría de la gente preferiría recibir la vacuna a contraer la enfermedad. La vacuna puede significar un poco de dolor en el brazo para uno o dos días. Esto obviamente es preferible a enfermarse – en el caso del coronavirus, enfermarse para hasta dos semanas y arriesgar morir.

El problema es que en este momento, no hay vacuna. Así que la única manera de posiblemente ganar inmunidad al virus es contraerlo (aunque no sabemos por seguro como funciona la inmunidad de las personas que ya contrajeron el virus; no sabemos por seguro que no se enfermarán de nuevo, o si es posible que se enfermarán con una versión menos serio). Como estamos tratando de evitar la propagación del virus, muchas personas no tendrán esta forma de inmunidad – de contraer el virus y recuperarse – cuando empezamos a reducir las restricciones sociales.

Esto significa que, aunque tal vez podríamos regresar a nuestros trabajos y a algunos otras partes de la “vida normal,” muchas personas todavía estarían vulnerables al contraer el virus y enfermarse.

Por eso los oficiales de la salud pública se preocupen por un resurgimiento del virus este otoño.

Los oficiales de salud pública le gustarían que desarrollemos inmunidad comunitaria. Este término significa que bastante personas han ganado inmunidad al virus que es difícil que se propague el virus. Unas personas tal vez contraerían el virus, pero sus cuerpos estarían listos para combatirlo, y no lo propagarían.

En general, es necesario que 80 a 90 por ciento de la población tenga inmunidad para que funcione esta inmunidad comunitaria. Esto significa que muchas personas todavía tendrían que ganar la inmunidad – por enfermarse y recuperarse, o, mejor, por una vacuna – antes que estemos protegidos de esta manera.

 

Reader Comments
(0)

 
 

Our Family of Publications Includes:

Powered by ROAR Online Publication Software from Lions Light Corporation
© Copyright 2020